28 de marzo de 2010

TREKING FONTALBA - VALL DE NÚRIA

Qué ganas tenía de disfrutar de una pequeña dosis de Pirineos. Y que mejor jornada que la de este domingo. Aprovechamos que estamos cerca de la Vall de Núria para ir desde St. Joan de les Abadesses hasta Queralbs y de allí acceder a Fontalba por la carretera de piedras que hay. La idea era hacer un pequeño contacto con la montaña para que el equipo (Dani, Edu y Judith) conocieran lo que viene siendo el mundillo. Nos recomiendan hacer la ruta de unos 5Km que va desde Fontalba hasta Núria. Una ruta que habia hecho en la carrera de Núria-Queralt y que claro, la hice en verano.

No ibamos muy preparados, ni mochilas, ni botas, ni ropa... error. Parece mentira. Pero es que no teníamos pensado hacer algo así. Yo me calzo las botas y los palos que los llevo en la "frago" pero los demás se presentan hacer la "aventura" con chupa de cuero, gafas "fashion's", bambas, pantalón chándal... la que les espera cuando empiecen a pisar nieve. La ruta no tiene ninguna dificultad técnica, pues el desnivel es mínimo y el camino fácil. Lo único que nos encontramos es nieve y hielo en las zonas de bosque donde los rayos de sol se dejan ver poco. Es en estas zonas donde la mayoría sufre para no resvalarse y mantener el cuerpo en equilibrio y evitar alguna lesión o percance. Después de dos horas largas llegamos a Núria. Precioso como siempre. Comemos unos bocadillos y unas pizzas. Descansamos un poquito y decidimos que ellos bajen por el camino clásico de subida a Núria. Camino con pocas dificultades y donde seguro que no encuentran nieve. Los esperaré en Queralbs. Yo hago el mismo camino hasta llegar a Fontalba para coger el coche. 1 horita para llegar al coche y bajarme a Queralbs. Aparcar y ponerme en busca de ellos por el camino. Los encuentro al cabo de 30 minutos bajando con la moral por las nubes. Qué alegría me dan al verlos así, 3 montañeros en potencia. Llegan muertos, normal. Pero satisfechos.

La verdad es que necesitaba tocar Pirineos. Mi cuerpo y mi mente me lo pedíana gritos. No tiene precio estar allí disfrutando de esos momentos que la montaña nos concede. Una vez acabe los duatlones toca dosis de montaña por un tubo... o eso es la idea.

video video

No hay comentarios: