20 de septiembre de 2010

ABURRIDO

Minutos, horas, días, semanas, meses,... que aburrido estoy. Semanas atrás deseaba y gritaba a los 4 vientos que me gustaría poder salir a andar, hacer un poquito de ejercicio. Ahora que llevo ya unas semanas puediendo disfrutar del aire de la calle, y no de el del piso, me muero por poder salir a andar pero sin la ayuda de la muleta, que me acompaña a cualquier parte. Necesito cambiar de rutina. Me aburro.

Pruebo por leer, pero no me acabo de concentrar (aunque tengo ahora un libro entre manos que si que me atrae, EL MUNDO AMARILLO), pruebo de dibujar de nuevo y no puedo, pruebo con hacer algo de faena en el ordenador sobre el curso de entrenador de triatlón que estoy haciendo virtualmente y no consigo pasar más de 30 minutos trabajando. Bufffff, el día se me hace eterno. No acabo de centrar mi mente en una tarea que me distraiga lo suficiente como para lograr que el término aburrido desaparezca por unas horas de mi conciencia. Si, es verdad que hace semanas atrás estaba incluso peor, pero eso no me consuela. Siempre mirando hacia adelante. Y en este caso es lo mismo. Quedan por delante 3 sesiones de quimioterapia, 8 semanas para que se termine el tratamiento. Antes falta que en la próxima visita con el médico me digan cómo está evolucionando todo por dentro del cuerpo (según lo que el TAC dicte). Yo, sin ser licenciado en medicina, creo que bien, perfecto.

Mientras tanto, hasta que llegue el fin del tratamiento, intentaremos que el tiempo (esa innvención humana) pase lo más corto posible.


5 comentarios:

Manolo Tusinu dijo...

Nooooo, aburrido? bueno, habrá q pensar en alguna cosa por ejemplo, en reir. Yo a veces me pongo videos de Faemino y Cansado, Spike Jones, Monti Piton... Paul Morocco. El miercoles por la tarde a partir de las 7 cómo lo tienes pa´los rodillos?

Angel dijo...

Arriba esa moral a prueba de bombas, que eso es pasajero. Algo te sacaras de la chistera para pasar mejor el poco tiempo que queda para que tires esa muleta y te pongas a correr, montar en bici, y disfrutar.

Un abrazo

Mara Arbues dijo...

Caraaaaaaaaaaamba!!!!

Te encuentro integro, "porque aburrirse en el momento adecuado es signo de inteligencia". Aún así habrá que remediarlo, estoy pensando que necesito un colaborador... ¿Estarías interesado? :)

En cuanto al tiempo...es un invento infernal, cierto. Cambia de reloj, "el tiempo físico nos es extraño, mientras el tiempo interior es nosotros mismos".

Por cierto, creo que el aburrimiento te ha jugado una mala pasada al escribir, "me muero por volver a andar sin muletas...", no, no, no, "vives por volver a andar sin muletas..." y muchas cosas más.

Bueno, te dejo un abrazote y un acertijo, el de Einstein, así no te aburres ;)

El acertijo dice así:

Tenemos 5 casas de cinco colores diferentes y en cada una de ellas vive una persona de una nacionalidad diferente.
Cada uno de los dueños bebe una bebida diferente, fuma una marca de cigarrillos diferente y tiene una mascota diferente.

Tenemos las siguientes claves:

•El británico vive en la casa roja.
•El sueco tiene un perro.
•El danés toma té.
•La casa verde esta a la izquierda de la blanca.
•El dueño de la casa verde toma café.
•La persona que fuma Pall Mall tiene un pájaro.
•El dueño de la casa amarilla fuma Dunhill.
•El que vive en la casa del centro toma leche.
•El noruego vive en la primera casa.
•La persona que fuma Brends vive junto a la que tiene un gato.
•La persona que tiene un caballo vive junto a la que fuma Dunhill.
•El que fuma Bluemasters bebe cerveza.
•El alemán fuma prince.
•El noruego vive junto a la casa azul.
•El que fuma Brends tiene un vecino que toma agua.
Y por ultimo la pregunta:

¿Quién es el dueño del pececito?

P.D.- Inténtalo primero, jajaja, luego si te aburres busca la solución. Besos

Manolo Tusinu dijo...

Joder Mara, qué bueno!!!!

Ferran dijo...

Te veo más gordito ehh!!Eso significa que todo va por buen camino.

Un abrazo desde Alemania.