17 de septiembre de 2008

LA LEY DE MURPHY...SE CEBA CON NOSOTROS

A las 6 de la mañana suena el despertador. Nos levantamos y desayunamos para estar listos y coger el coche antes de las 7. Dicho y echo, antes de las 7 estamos dirección Guadix para luego coger carretera hasta Jerez del Marquesado donde supuestamente hay una carretera que nos lleva a Trevélez (así lo indica en la via michelin), donde empieza la ruta a pie hasta el Mulhacén.

Entramos en Guadix y paramos en una gasolinera para preguntar la carretera hasta Jerez. El chico que nos atiende nos dice que hasta Jerez del Marquesado hay 2 horas de coche y que no hay ninguna carretera que nos lleve a Trevélez. Que él conoce la zona, que ha subido al Mulhacén y que por ahí vamos mal. Así que nos indica que cogamos dirección carretera Almería para luego acceder a Treveléz. Pero como no tenemos ganas de conducir ni de hacer muchas horas más en coche decidimos girar y volver a Granada para coger la carretera hasta Sierra Nevada y de allí subir al Veleta. Cambio de planes.

Pues eso, de nuevo carretera y nos plantamos en Granada. Subimos a Sierra Nevada que llegamos a las 9. Aparcamos la furgoneta en el parquing del albergue y nos calzamos las botas para empezar el ascenso al Veleta. Justo en ese momento viene una buena ráfaga de viento frío acompañado de lluvia. Por lo que decidimos entrar en el coche y esperar a que pare. A las 10 para la lluvia pero el viento sigue igual. Durante todos estos días pasados por Granada y por la Sierra a lucido un sol espectacular, nosotros confiando en que hoy haría el mismo tiempo, sólo vamos equipados con unas mallas, una camiseta térmica, un Pac Lite y un Buff. Vamos que a priori no ibamos a pasar mucho frío.

Pero por el momento la cosa está así. Nos quedamos en el coche dormidos y seguimos guardando espera hasta que a las 11 decidimos dar por finalizada la "JORNADA MONTAÑERA". Vemos a un par de montañeros con intención de subir al Veleta y/o Mulhacén, pero estos van bien equipados aunque ciertamente hace un día de perros. Las nubes negras rodean la sierra.
Cogemos el coche y nos vamos para casa a comernos el bocadillo que habíamos preparado para comerlo en la cima.

Un poco de mala suerte, hoy no era nuestro día para ir hacia arriba. Intentaremos subir este fin de semana si el tiempo nos acompaña y si finalmente se nos une Julio. Esta tarde a entrenar entonces. A correr por Granada y un par de sesiones de electroestimulación.

Salud y vida.
Aquí dejo la foto del día donde se ve la Sierra,un poquito oscura, hecha desde el portal de casa.



2 comentarios:

Uri dijo...

Joer, que mala suerte! Ni que hagués vingut jo hauria sigut més desastrós, no? Potser hi havia l'aura del meu esperit rondant per el vostre cotxe que ha impedit que pugeu al Mulhacen. Justament fa 5 minuts que he escrit un comentari al meu blog (veure l'article de la cursa de núria) on us donava molts ànims i ara llegeixo que hi ha hagut fiasco! Quina pena! Wenu, segur que aquest finde amb el Julio hi arribeu tots 3! I si fa mal temps, serà cosa meva, no us culpeu de la mala sort!

Un poquito de paciencia! Salut.

Arturo Escribano dijo...

Probablement era el teu esperit que rondaba per la furgo perque després sobre les 3 de la tarda ja hi havia sol. Així que aquest cap de setmana "lluitarem" per a vèncer el teu esperit.

Bromes a part, a sigut un bajón pero ara ja està pait. Esperarem a la próxima. Salut!!